Saltear al contenido principal
ISO 9001

ISO 9001: ¿Cómo aumentar la eficacia del SGC?

ISO 9001

ISO 9001

Se pueden dar varias situaciones a la hora de implantar un Sistema de Gestión de la Calidad, que el gerente tenga el compromiso y el interés de implementarlo, que el gerente lo haga por obligación o en el peor de los casos que la dirección no sea capaz de ver el  valor que genera en la organización.

No se puede implementar ISO 9001 sin liderazgo

Que no exista el liderazgo en algunas ocasiones genera cierto desorden en la empresa y la disciplina no se lleva a cabo. En estos casos es necesario que alguien ordene la situación.

Nunca se puede implantar un Sistema de Gestión de la Calidad según ISO 9001 en una organización que no cumple con los valores y principios de una gestión que se encuentra orientada a mejorar la organización. Hablamos de principios y valores como:

  • Ser puntual: tener formalidad durante las reuniones, cumplir el horario de trabajo, comprometerse, etc.
  • Ser disciplinado.
  • Tener respeto y compromiso.
  • Comprender el valor de hacer bien las cosas.
  • Comprender la importancia que muestran muchas tareas en el logro de objetivos del departamento al que pertenece dentro de la organización.
  • Entender lo que se nota el desarrollo de las tareas según el acuerdo que se realicen las buenas prácticas que hace que funcione el Sistema de Gestión de la Calidad.

Haz click aquí y descárgate el Ebook: 8 problemas de integrar normas ISO en  empresas

Las personas líderes en los Sistemas de Gestión de la Calidad según ISO 9001 tienen que ser fuertes y contar con la paciencia suficiente para demostrar que funciona el sistema, los beneficios que supone para la empresa y las ventajas que ofrece la norma.

No es fácil, ya que el responsable del Sistema de Gestión debe realizar la labor de líder y debe contar con las siguientes características:

  • Tener carácter
  • Ser templado
  • Tener empatía
  • Ser objetivo
  • No debe presentar influencias por problemas internos de la organización, problemas personales u otros problemas.

La principal tarea es dirigir hacía el éxito, la eficacia, la productividad y mejorar la competitividad de la empresa gracias al Sistema de Gestión de la Calidad fundamentado en ISO 9001.

Los cuatro pilares fundamentales de ISO 9001

Ya sabemos que la persona líder del Sistema de Gestión de la Calidad debe llevar a la organización hacía la eficiencia. Para esto existen cuatro pilares fundamentales sobre los que se tiene que sostener, éstos son:

  • Mejora continua: la mejora continua es uno de los principales fundamentos de ISO 9001, y con esto se pueden llevar a cabo medidas que lleven a elevar de forma progresiva la calidad de la empresa. Las fases del ciclo PHVA (Planificar, Hacer, Verificar y Actuar) llevan a que las empresas optimicen todos sus procesos, sepan utilizar sus recursos y eleven su eficacia.
  • Enfoque al cliente: el cliente debe contar con toda la atención de la organización, más cuando existe un incremento de nivel en la competencia. El Sistema de Gestión de la Calidad según la norma ISO 9001 debe enfocar todos los procesos hacía una correcta determinación, planificación y atención de los requisitos con sus clientes. Mediante todo esto se procede a programar y llevar a cabo de manera ordenada los trabajos, los servicios y la valoración de uso. Todo esto desemboca en una mejora en cuanto a la atención al cliente.
  • Participación del personal: la participación del personal de la organización es esencial para mantener el equilibrio y desarrollo de forma satisfactoria de los pilares mencionados anteriormente. El personal debe estar involucrado, esto es un tema vital, consiguiendo un buen enfoque de la empresa al cliente de la organización. El Sistema de Gestión de la Calidad según ISO 9001 no se encuentra sujeto de forma única con el responsable del mismo, sino que se tienen que promover las actuaciones que se encuentren ligadas al mismo. Como algo normal se deben tener en cuenta las opiniones y las expectativas del personal para dinamizar el sistema de gestión. De una forma parecida se llevan a cabo acciones de formación, concienciación y participación que promuevan de una manera activa el sistema y así se encuentre siempre renovado.
  • Suspender los despilfarros: la empresas se encuentran preocupadas por el coste que tiene la producción y el despilfarro que se realizan de recursos. Son dos elementos muy importantes en el primer plano de las organizaciones. Es imprescindible revisar, optimizar los procesos y controlar las repeticiones, pérdidas burocráticas, correcciones, etc. La gran mayoría de empresas que tienen implementado un Sistema de Gestión de la Calidad según ISO 9001 desarrollan objetivos y metas que se encuentren encaminadas a optimizar los proceso y reducir costes.

Estos pilares fundamentales si se encuentra bien combinados, resultan esenciales para el buen funcionamiento del Sistema de Gestión de la Calidad según ISO 9001 en las organizaciones y para una buena distribución en la realización de los trabajos y en la optimización de los procesos. Se deben tener muy presente los objetivos y las metas que haya establecido la organización, ya que deben ser cumplidos por las personas que forman parte de la empresa, facilitando la realización de trabajos con respecto a los clientes.

Software para ISO 9001

Todo esto aumenta la eficacia del Sistema de Gestión de la Calidad, y si además se procede a su automatización, los resultados que se obtendrán serán excelentes. Para automatizar un SGC existen herramientas como el Software ISOTools Excellence que cuenta con la capacidad necesaria para responder satisfactoriamente a las necesidades de los requisitos de la norma ISO 9001.

-

¿Desea saber más?

Entradas relacionadas

Volver arriba